Números rojos: ¿Cuánto cubre el banco, y a qué precio?

Con la crisis, se aplican penalizaciones del 10% por el importe en números rojos y se permiten descubiertos de hasta 2.000 euros

A cero. Así, sin darse cuenta y de forma inesperada se quedan las cuentas corrientes de numerosos ciudadanos en una situación de debilidad económica. Un recibo cobrado antes de tiempo o un retraso en el pago de la nómina pueden aliarse para dejar una cuenta en descubierto, en números rojos. Con la crisis esta situación se ha multiplicado. La falta de liquidez que sufren muchas familias, ante la subida del paro y el fuerte endeudamiento adquirido en los últimos años, provoca que cada mes las entidades financieras registren numerosos casos de clientes morosos que les deben dinero. Por lo general, bancos y cajas actúan con un margen que permite a los usuarios dejar en números rojos su cuenta, lo que impide que se devuelvan recibos de servicios básicos como el agua, la luz o el gas, que podría concluir con la interrupción de la prestación del servicio por parte de las empresas suministradoras. No obstante, los gastos asociados a dejar la cuenta en descubierto son muy numerosos y se han incrementado de manera notable en los dos últimos años. Conviene conocerlos y ser informado de los mismos. En caso contrario, el usuario podría reclamar.

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 3 de febrero de 2010

Comisiones crecientes

– Imagen: arkos arkoulis

La temida cuesta de enero es uno de los periodos en el que las entidades registran más descubiertos en cuenta. Por eso, para protegerse frente a una nueva oleada de morosos (que son efímeros, de apenas unos días), la banca ha reaccionado con una fuerte subida de comisiones. En diciembre, el cobro mínimo por reclamar un descubierto ascendía a 30 euros, mientras que un año antes se situaba en 9 euros, según datos del Banco de España. El incremento ha sido del 233%. Es la comisión por un servicio básico que presta una entidad bancaria que más se ha elevado en el último año. Se trata de una medida de precaución para poder “rentabilizar”, en parte, el riesgo que representa un deudor para un banco.

Cuando un cliente deja su cuenta en números rojos las entidades aplican hasta tres comisiones distintas

No es la única comisión que se cobra. Cuando un cliente deja su cuenta en números rojos bancos y cajas aplican hasta tres comisiones distintas:

  • La primera, por apertura de descubierto, un porcentaje sobre la cantidad que se ha quedado en números rojos. En diciembre de 2009 la media se situaba en el 3,5% en términos porcentuales. En euros, de media se abonan 10,62 euros por este concepto. Un año antes, la cantidad era de 10,05 euros, lo que suponía el pago de un 3,38% sobre el capital en números rojos. La comisión máxima alcanza el 4,5% y la mínima el 1%. Si la cuenta está en números rojos, se aplicará sobre el mayor descubierto contable registrado en el periodo de liquidación.
  • La segunda es la de reclamación de descubiertos: es una cantidad fija, sea cual sea la cuantía que se deje en descubierto. Esta es la que ha pasado de un mínimo de 9 euros a 30 euros. El cobro se justifica para compensar los gastos de gestión de regularización (teléfono, télex o desplazamientos que deben realizar) por cada posición deudora que se produce.
  • Todas las entidades cobran un tipo de interés a los clientes que dejan la cuenta en números rojos. Ello es debido a que el descubierto se considera un préstamo: la entidad presta dinero para enfrentarse al pago de recibos o de extracción de efectivo (también una cuenta puede quedar en negativo al sacar dinero de un cajero). El tipo de interés es bastante elevado: ronda el 8%.

Si se suman gastos, es obvio que dejar la cuenta al descubierto es una práctica que resulta muy cara. Pero para evitar abusos el Banco de España impone un límite. En descubiertos en las cuentas de los usuarios, y si se aplica lo establecido en el artículo 19.4 de la Ley 7/1995, la comisión percibida, junto con los intereses no podrá dar lugar a una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero. El tipo legal del dinero queda establecido en el 4% durante todo el año 2010. Como máximo el interés aplicado no puede superar el 10% TAE.

Hace dos años el tipo de interés legal del dinero se situaba en el 5,5%, con lo que la penalización máxima aplicable a un descubierto alcanzaba el 13,75%. Sin embargo, en 2009 el Ministerio de Economía revisó el tipo de interés legal del dinero, ante las peticiones de las asociaciones de consumidores que pedían una rebaja acorde con la situación del precio del dinero oficial (situado en el 1%) y del Euribor, en mínimos históricos, en torno al 1,4%.

Según la normativa vigente el interés aplicado no puede superar el 10% TAE

¿A cuánto pueden ascender los gastos por tener números rojos? Un ejemplo práctico puede mostrarlo: un usuario deja su cuenta con 500 euros de descubierto. Como comisión por apertura del mismo le cobran un 4,5% de este importe (22 euros). Por reclamar la posición deudora le solicitan 30 euros. Y, para concluir, le aplican un interés del 8% por el importe “prestado” En total tuvo que abonar 92,5 euros. Se trata de un interés del 18,5% sobre el importe en descubierto, cantidad que cobran las entidades en la actualidad, pese a que se trata de una mala práctica bancaria, y es reclamable por parte del usuario. La penalización no podría superar los 50 euros.

¿Cuándo se genera un descubierto?

Dejar la cuenta en números rojos es sencillo. Basta con hacer una previsión de gastos errónea para quedar en situación de deudor con el banco. Un descubierto se produce cuando la cuenta está en negativo, en contra de la entidad financiera. Sus causas pueden ser muy variadas: el cobro de la nómina más tarde de lo esperado, un recibo cobrado antes de tiempo, una mala provisión de fondos, una transferencia más alta de lo debido realizada con un cálculo erróneo… La entidad financiera no atiende a razones y las comisiones aplicadas son las mismas, sea cual sea la causa que genera la situación de insolvencia.

¿Cómo actúan los bancos ante un descubierto? Los sistemas informáticos de las entidades son los que captan la anomalía. Cuando detectan que un usuario ha pasado a una situación provisional de moroso se inicia de inmediato una cadena de análisis y comunicaciones. Se explica al cliente su situación de deudor para que trate de enmendarlo en el menor tiempo posible. Puede realizarse por teléfono o por escrito, lo que justifica en parte la comisión que cobran las entidades. Aunque la situación se subsane en poco tiempo, si el banco se ha visto obligado ae movilizarse para reclamar al cliente, se negará a perdonar el pago de la comisión correspondiente.

La cuantía que se puede dejar en descubierto es dispar entre entidades aunque, de media, ronda 500 euros

La cuantía que se puede dejar en descubierto es dispar entre entidades aunque, de media, ronda 500 euros. En algunos casos, los bancos son capaces de soportar descubiertos de hasta 2.000 euros pero, por regla general, admiten que los números rojos tengan la cuantía de la nómina domiciliada (en caso de que el cliente reciba sus ingresos de trabajo de este modo). Salvo excepciones puntuales, si se superan 500 euros las entidades imponen una orden a su servidor informático para evitar que la sangría siga creciendo.

El problema es cómo gestionar el descubierto. Lo deseable para la entidad es regular la posición lo antes posible. Si el cliente no tiene posibilidad de hacerlo, el banco podría pasar la cuenta a mora, bloquearla, y exigir por vía judicial el pago de la deuda pendiente. En caso de situaciones de iliquidez conviene llegar a un acuerdo, como aplazar los pagos de deuda pendientes en varios meses (si el dinero que se debe ronda los 1.000 ó 2.000 euros, como máximo). Si el banco llegara a exigir la deuda por vía judicial, el usuario podría verse condenado a pagar intereses de demora, comisiones de reclamación acumuladas, gastos de procurador y costas judiciales (abogados, juzgado…).

¿Cuánto cobran las entidades?

Las entidades se aferran a las comisiones máximas permitidas a la hora de establecer los pagos por dejar la cuenta al descubierto. Banesto, Banco Popular, BBVA, Santander y La Caixa cobran una comisión por apertura del 4,5%, y 30 euros por reclamar la posición deudora. En Bankinter, sin embargo, cobran una comisión fija de 12,02 euros por reclamar y del 0,5% por abrir el expediente.

Banco Pastor aplica una comisión variable del 2,5% sobre el importe del descubierto y 30 euros por reclamación. En Banco Sabadell, la variable es del 3,25% sobre el importe reclamado; del 30 por mil sobre el mayor saldo descubierto en Banco Guipuzcoano, y en Caja Madrid, la comisión de apertura es del 3%.

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/finanzas/2010/02/03/190877.php

http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/finanzas/2010/02/03/190877.php?page=2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s