Entendiendo la Esclavitud Moderna

financial_slavery_university

Por: Marco Arrieta

Tomando proporciones casi religiosas, la institución monetaria establecida, existe como una de las formas de fe más in cuestionadas que hay. Cómo el dinero es creado, las políticas que lo gobiernan, y cómo afecta verdaderamente a la sociedad, son intereses que la gran mayoría de la población no registra.
En un mundo donde el 1% de la población es dueña del 40% de la riqueza del planeta. En un mundo donde 34.000 niños mueren todos los días de pobreza y enfermedades prevenibles, y, donde 50% de la población mundial vive de menos de 2 dólares al día…
Una cosa está clara. Algo está muy mal. Y, aunque seamos o no conscientes de ello, la sangre vital de todas nuestras instituciones establecidas, y por lo tanto de la sociedad toda, es el dinero.
Por lo tanto, entender esta institución de política monetaria es crítico para entender porqué nuestras vidas son como son. Desafortunadamente, a la economía se la ve con confusión y aburrimiento. Flujos sin fin, de jerga financiera, junto con matemáticas intimidatorias, disuaden rápidamente a la gente de intentar entenderla.

Pero, el hecho es:
La complejidad asociada con el sistema financiero es una mera máscara diseñada para disimular a una de las estructuras más socialmente paralizantes, que la humanidad haya soportado.

Ninguno es más esclavo que aquellos quienes en vano creen que son libres. – Johann Wolfgang von Goethe –

Años atrás, el banco central de los Estados Unidos, la Reserva Federal o FED, redactó un documento titulado “Mecánica Moderna del Dinero” .Esta publicación detalló la práctica institucionalizada de la creación del dinero como la utilizan la FED y la red global de bancos comerciales a los que apoya. En la primera página el documento plantea su objetivo “El propósito de este folleto es describir el proceso básico de la creación de dinero en un sistema bancario de reserva fraccionada.” Y luego procede a describir este proceso de reserva fraccionada a través de terminología bancaria variada.

Una traducción de los mismos sería algo así:
El gobierno de los Estados Unidos decide que necesita algo de dinero, así que llama a la Reserva Federal y solicita digamos, 10 mil millones de dólares. La FED le contesta diciendo: “Claro, nosotros les compraremos 10 mil millones en bonos del tesoro a ustedes.” Entonces el gobierno toma algunos trozos de papel, les pinta algunos diseños oficiales vistosos, y los llama bonos del tesoro. Y les pone un valor a esos bonos por la suma de 10 mil millones de dólares para luego enviárselos a la FED.
Sucesivamente la gente de la FED hace un montón de piezas de papel imponentes también. Solo que a éstos, los llama Notas de la Reserva Federal. También les designa un valor de 10 mil millones de dólares al total. Luego la FED toma esas notas y las cambia por los bonos. Una vez que el intercambio está completo, el gobierno toma los 10 mil millones en notas de la FED, y los deposita en una cuenta bancaria y, con este depósito, las notas en papel se convierten en dinero de curso legal oficialmente. Sumando 10 mil millones a la reserva monetaria de los Estados Unidos. ¡Y ahí está! Diez mil millones en dinero nuevo se han creado. Por supuesto, éste ejemplo es una generalización. Pues, en realidad, esta transacción ocurriría electrónicamente. Sin el uso de ningún papel. De hecho, únicamente el 3% de la reserva monetaria existe en moneda física, el otro 97% existe esencialmente en computadoras. Ahora, los bonos del gobierno son instrumentos de deuda por diseño. Y cuando la FED compra esos bonos
con dinero creado esencialmente del aire, el gobierno en verdad está prometiendo pagarles ese dinero a la FED. En otras palabras, el dinero se creó de la deuda.

Esta paradoja entumecedora, de cómo el dinero o valores pueden ser creados de una deuda, o un pasivo, se hará más clara mientras avanzamos este ejercicio.

Entonces, el intercambio se hizo. Y ahora, 10 mil millones de dólares están colocados la cuenta de un banco comercial. Aquí es donde se pone de verdad interesante. Pues, basado en la práctica de la reserva fraccionada, ése depósito de 10 mil millones de dólares se convierte instantáneamente en parte de las reservas bancarias, como pasa con todos los depósitos. Y, respecto a requerimientos de reserva como lo indica en “Mecánica Moderna del Dinero”, “Un banco debe legalmente mantener las reservas requeridas igual a un porcentaje prescrito de sus depósitos.”, y entonces cuantifica esto indicando: “Bajo las reglas actuales, el requerimiento de reserva versus la mayoría de las cuentas operadas es diez por ciento.” Esto significa que con un depósito de 10 mil millones de dólares, diez por ciento, o mil millones, son retenidos como la reserva requerida, mientras los otros 9 mil millones son considerados una reserva excesiva,
y se pueden usar como la base para nuevos préstamos.

Ahora, es lógico asumir, que estos nueve mil millones salen literalmente del depósito existente de diez mil millones. No obstante, este no es en verdad el caso. Lo que en realidad pasa, es que los 9 mil millones simplemente se crean del aire encima del depósito ya existente de 10 mil millones de dólares. Así es como se expande la reserva monetaria.
Como dicho en “Mecánica Moderna del Dinero”:
“Por supuesto ellos…” los bancos, “…verdaderamente no pagan los préstamos del dinero que reciben como depósitos. Si así lo hicieran, no se crearía ningún dinero adicional. Lo que hacen cuando hacen préstamos es aceptar pagarés -contratos de préstamo- a cambio de créditos -dinero- en la cuenta operativa del usuario. En otras palabras, los nueve mil millones pueden ser creados de la nada. Simplemente porque hay una demanda de tales préstamos, y porque hay un depósito de 10 mil millones para satisfacer los requerimientos de reserva.

Ahora asumamos que alguien entra a este banco y pide prestados, los ahora disponibles, 9 mil millones de dólares, lo más seguro es que lo lleve y lo deposite en su propia cuenta bancaria. Entonces el proceso se repite, pues ese depósito se convierte en parte de las reservas bancarias, diez por ciento se retiene y 90 por ciento de los 9 mil millones, u 8,1 mil millones ahora está disponible como nuevo dinero creado para más préstamos, por supuesto, esos 8,1 pueden ser prestados y redepositados creando un adicional de 7,2 mil millones y otro de 6,5 mil millones… y otro de 5,9 mil millones… etcétera. El resultado del promedio matemático es que cerca de 90 mil millones de dólares se pueden crear encima de los 10 mil millones originales.

En otras palabras: Por cada depósito que tiene lugar en el sistema bancario, cerca de nueve veces esa suma se puede crear del aire.

Así que, ahora que entendemos como es creado el dinero por este sistema bancario de reserva fraccionaria. Una pregunta lógica pero ilusoria nos viene a la mente:
¿Qué es lo que le da a este nuevo dinero valor? La respuesta: el dinero que ya existe.
El nuevo dinero roba valor del dinero ya existente. Pues los fondos totales de dinero están siendo incrementados independientemente de la demanda de bienes y servicios.
Y, como la oferta y demanda define el equilibrio, los precios suben, quitándole poder adquisitivo a cada dólar. Esto es generalmente conocido como “inflación”.

La inflación es esencialmente un impuesto escondido al público.

¿Cuál es el consejo que generalmente obtienes? Ese es, infla la moneda. No dicen: degrada la moneda. No dicen: devalúa la moneda. No dicen engaña a la gente que está a salvo, dicen bajen las tasas de interés. El verdadero engaño sucede cuando distorsionamos el valor del dinero. Cuando creamos dinero del aire, no tenemos ahorros. Pero hay, “así llamado” capital. Entonces, mi pregunta se reduce a esto: ¿Cómo podemos esperar, en este mundo, resolver los problemas de inflación? Eso es: incrementar las reservas de dinero, con más inflación. Por supuesto que no puede resolverse.

El sistema de expansión monetaria de la reserva fraccionaria es inherentemente inflacionario, pues el acto de expandir las reservas monetarias, sin haber una expansión proporcional de bienes y servicios en la economía, siempre devaluará la moneda.
De hecho, la mirada rápida de los valores históricos del dólar, versus las reservas monetarias, definitivamente reflejan este punto. Pues la relación inversa es obvia.
Un dólar en 1913 requirió U$S 21,60 en 2007 para igualar valor. Eso es una devaluación de 96 por ciento desde que la Reserva Federal existe. Ahora, si esta realidad de inflación inherente y perpetua parece absurda y económicamente auto frustrante, sostengan esa idea. Porque absurdo se queda corta con respecto a cómo opera en verdad nuestro sistema financiero. Ya que en nuestro sistema financiero el dinero es deuda, y la deuda es dinero.

En la gráfica de las reservas monetarias desde 1950 al 2006 y de la deuda nacional para el mismo período, marcan que las tendencias son virtualmente las mismas, pues cuanto más dinero hay, más deuda hay, cuanta más deuda hay, más dinero hay.
Para ponerlo de otra manera. Cada dólar en tu billetera es debido a alguien más por alguien más. Recuerda: la única manera de que el dinero pueda nacer es de los préstamos, por tanto, si todos en el país fuesen capaces de pagar todas sus deudas incluido el gobierno, no habría un dólar en circulación.

“Si no hubiera deudas en nuestro sistema monetario, no habría ningún dinero.” -Marriner Eccles- Gobernador de la Reserva Federal 30 de Septiembre de 1941.

De hecho, la última vez en la historia americana que la deuda nacional se pagó completamente fue en 1835 después que el presidente Andrew Jackson cerró el banco central, que precedió a la Reserva Federal, de hecho, la plataforma política entera de Jackson giró esencialmente alrededor de su compromiso de cerrar el banco central.
Declarando en el momento: “Los esfuerzos descarados que el presente banco hizo para controlar el gobierno… son premoniciones del destino que le espera al pueblo americano si son engañados por la perpetuación de esta institución o del establecimiento de cualquiera como ésta.” Desafortunadamente este mensaje vivió poco y los banqueros internacionales tuvieron éxito en instalar otro banco central en 1913, la Reserva Federal. Y mientras exista esta institución la deuda perpetua está garantizada, entonces, hasta ahora hemos discutido la realidad de que dinero se crea de deuda a través de préstamos.
Estos préstamos se basan en las reservas bancarias, y las reservas derivan de los depósitos y a través de este sistema de reserva fraccionada, cada depósito puede crear 9 veces su valor original, en consecuencia, devaluando las reservas de dinero existentes elevando los precios en la sociedad y, como todo este dinero se crea a partir de deuda,
y se circula al azar a través del comercio, la gente se puede desprender de sus deudas originales.
Y existe un desequilibrio donde gente se ve forzada a competir por trabajo para poder atrapar suficiente dinero del circulante para cubrir sus costos de vida. Tan disfuncional y retrógrado como todo esto puede parecer, todavía hay una cosa que omitimos en esta ecuación y, es éste elemento de la estructura el que revela la verdadera naturaleza fraudulenta del sistema mismo: “La aplicación de interés.”

Cuando el gobierno pide prestado a la FED, o cuando una persona pide prestado a un banco, éste casi siempre tiene que ser pagado de vuelta con un interés bruto. En otras palabras, casi cada dólar que existe eventualmente debe ser devuelto al banco también con un interés pagado. Pero, si todo el dinero está siendo prestado desde el Banco Central, y es expandido por los bancos comerciales a través de préstamos, sólo a lo que nos estamos pudiendo referir como el “principal” está siendo creado en las reservas monetarias y entonces, ¿Dónde está el dinero para cubrir todos los intereses cargados?
En ningún lugar. No existe.

Las ramificaciones de esto son asombrosas, pues la cantidad de dinero que se debe a los bancos siempre excederá la cantidad de dinero disponible en circulación. Por eso la inflación es una constante en la economía, pues siempre se necesitará nuevo dinero para ayudar a cubrir el déficit perpetuo construido en el sistema, causado por la necesidad de pagar el interés, lo que también significa, es que matemáticamente las cesaciones de pago y las bancarrotas se construyen literalmente con el sistema, y siempre habrá bolsillos pobres de la sociedad que se quedan con la vara más corta.
Una analogía sería el juego de las sillas musicales: Pues cuando la música para, alguien se queda afuera hasta secarse., y ése es el punto.
Transfiere riqueza real invariablemente de los individuos hacia los bancos, pues, si eres incapaz de pagar tu hipoteca, ellos tomarán tu propiedad, esto es particularmente enfurecedor cuando te das cuenta, de que no sólo es inevitable cesar los pagos gracias a la práctica de la reserva fraccional, sino, también por el hecho de que el dinero que el banco te prestó ni siquiera existía legalmente en primer lugar.
En 1969 hubo un caso en la corte de Minnesota involucrando a un hombre llamado Jerome Daly quien estaba apelando la ejecución de su casa a manos del banco, que proveyó el préstamo para comprarla, su argumento era que el contrato hipotecario requería que ambas partes, siendo él y el banco, ambas pusieran una forma legítima de propiedad para el intercambio, en jerga legal esto se llama consideración (la base de un contrato un contrato está fundado en el intercambio de una forma de consideración por otra.) el Sr. Daly explicó que el dinero no era de hecho propiedad del banco, pues fue creado de la nada tan pronto como fue firmado el acuerdo ¿Recuerdan lo que decía “Mecánica Moderna del Dinero” acerca de los préstamos? lo que hacen, cuando prestan, es aceptar pagarés a cambio de créditos, las reservas no cambian por las transacciones prestatarias, pero, los créditos depositados constituyen nuevas adiciones al total de depósitos del sistema bancario. En otras palabras, el dinero no vino de sus activos existentes. El banco simplemente lo está inventando, no pone nada de su propiedad,
excepto por una responsabilidad teórica en un papel.

Mientras progresó el caso, declaró el presidente del banco el Sr. Morgan, y en el memorándum personal, el juez recordó que el demandante -presidente del banco- admitió que, en combinación con el Banco de la Reserva Federal crearon el dinero
y créditos en sus libros por entradas de contabilidad, el dinero y crédito primero entró en existencia cuando ellos lo crearon. “El Sr. Morgan admitió que no existía ninguna ley o estatuto que le diera el derecho de hacerlo, debe existir una consideración legal y ser ofrecida para apoyar la nota de crédito, el jurado encontró que no había una consideración legal, y yo estoy de acuerdo” también agregó poéticamente: “Sólo Dios puede crear algo de valor de la nada.” y, con esta revelación la corte rechazó el pedido de ejecución del banco, y Daly mantuvo su hogar, las implicaciones de este fallo judicial son inmensas, pues cada vez que le pides prestado dinero a un banco, sea una hipoteca o cargos de tarjeta de crédito, el dinero que se te da no sólo es falsificado, es una forma ilegítima de consideración, y por consiguiente, anula el contrato. Pues el banco nunca tuvo el dinero como propiedad para empezar.

Desafortunadamente estas realizaciones legales son suprimidas e ignoradas, y el juego de transferencia de riqueza perpetúa y deuda perpetua continúa, y esto no trae a la pregunta suprema: ¿Por qué?

Durante la Guerra Civil el Presidente Lincoln evitó los préstamos con altos intereses
ofrecidos por los bancos europeos, y decidió hacer lo que los padres fundadores defendían, que era crear una moneda independiente e inherentemente libre de deuda.
Se llamó el “Greenback”. A poco de tomada esta medida, un documento interno
circuló entre los banqueros privados británicos y americanos, declarando:

“…la esclavitud es ser dueño de la labor y trae consigo el cuidado de los trabajadores,
mientras que el plan europeo… es que el capital controlará la labor a través de los salarios. Esto puede hacerse controlando el dinero, n
o podemos permitirnos tener el “Greenbank”.… ya que no podemos controlarlo.”

Esta política de reserva fraccional, perpetrada por la Reserva Federal que se ha desplegado en la práctica a la gran mayoría de los bancos en el mundo, es, de hecho, un sistema moderno de esclavitud. Piénsenlo, el dinero se crea de la deuda ¿Qué hace la gente cuando está endeudada? se presentan a un empleo para pagarla, pero si el dinero sólo se puede crear de los préstamos, ¿Cómo puede la sociedad librarse alguna vez de la deuda? No puede, y ese es el punto, y es el miedo de perder sus activos, asociada con la lucha por mantenerse, con la deuda e inflación perpetuas e inherentes en el sistema,
acrecentado por la escasez inescapable, dentro del suministro monetario mismo creado por el interés que nunca se puede pagar, que mantiene el salario-esclavo alineado, corriendo en la rueda del hámster, con otros millones, en efecto dándole poder a un imperio que verdaderamente beneficia sólo a la elite en la punta de la pirámide, pues, al final del día, ¿Para quién estas trabajando realmente? ¡Los Bancos!

El dinero se crea en los bancos, e invariablemente termina en un banco, ellos son los maestros verdaderos, junto con las corporaciones y gobiernos a los que apoyan, la esclavitud física requiere que la gente sea alimentada y alojada, la esclavitud económica requiere que la gente se alimente y se aloje a sí misma. Es uno de los engaños más ingeniosos de manipulación que se haya creado, y en su núcleo, es una guerra invisible contra la población. Deuda es el arma usada para conquistar y esclavizar sociedades,
y el interés es su munición principal
. Y, mientras la mayoría camina por ahí ignorante de esta realidad, los bancos en conspiración con el gobierno y las corporaciones

continúan perfeccionando y expandiendo sus tácticas de guerra económica, generando nuevas bases, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras inventan un nuevo tipo de soldado: El nacimiento del asesino económico:

Este fue un extracto del argumento del documental Zeitgeist Addendum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s