Obama aboga por usuarios de tarjetas de crédito

El mandatario busca que se prohíban las prácticas injustas de este tipo de empresas
Barack Obama, presidente de EEUU, pide cuentas claras. [Fotos: AP]

WASHINGTON, D.C.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer una nueva ley que pondrá límite a los abusos de las empresas de tarjetas de crédito, a las que exigió, sobre todo, evitar las subidas inesperadas de los tipos de interés.

Obama se reunió ayer con los representantes de una quincena de empresas de medios de pago para conocer su opinión sobre la marcha del sector y anunciarles las líneas generales de la reforma del ramo que su gobierno promoverá en el Congreso.

En el encuentro, les dejó claro que las tarjetas de crédito son “una fuente de financiación para muchos individuos y pequeños negocios que están creando empleos”, por lo que merece la pena “preservar este mercado”.

“Pero queremos hacerlo de manera que eliminemos alguno de los abusos y problemas en los que mucha gente se encuentra. Gente que empieza con una tarjeta con un tipo de interés muy bajo y de repente se encuentra con que se ha duplicado, con comisiones desconocidas, y con unos ‘términos y condiciones’ que carecen de claridad y transparencia”, se quejó el presidente.

El negocio de las tarjetas de crédito se ha incrementado de manera exponencial en los últimos años en Estados Unidos, donde en enero de 2009 la deuda contraída por este medio de pago ascendía a 963 mil millones de dólares, según datos del Banco de la Reserva Federal (Fed).

En Estados Unidos., más de las tres cuartas partes de las familias utilizan tarjetas de crédito, con una deuda media por familia de 7,300 dólares.

Una quinta parte de ellas, según datos de 2006, pagaba intereses que estaban por encima del 20%.

Con el agravamiento de la crisis, la tasa de morosidad e impago ha crecido un tercio desde finales de 2006 hasta la actualidad.

Barack Obama (centro) responde a preguntas de los reporteros en el salón Roosevelt de la Casa Blanca, donde se refirió al tema de las tarjetas de crédito. Timothy Geithner (izq.), secretario del Tesoro, sonríe tras una respuesta del mandatario. [Foto: AP]
Anualmente, las empresas de tarjetas recaudan 15 mil millones de dólares en penalizaciones, lo que supone el 10% de todos los ingresos de la industria.

En la reunión, y en presencia de las cámaras de televisión, el Presidente detalló algunas de las líneas generales de la legislación que su gobierno promoverá, y que irá dirigida a mejorar la protección del consumidor y la responsabilidad de las empresas financieras.

En ese sentido, el gobierno buscará que se prohíban los incrementos injustos de los tipos de interés que se cobran por comprar a crédito, así como las comisiones y las penalizaciones abusivas que a veces se aplican.

Los extractos que envíen las empresas de medios de pago tienen que estar escritos en un lenguaje llano y sencillo.

“No más letra pequeña, no más ‘términos y condiciones’ confusos”, dijo Obama.

El Presidente también quiere que las empresas faciliten el acceso de los clientes a sus contratos, especialmente a través de la internet, y que simplifiquen los términos en los que les ofrecen nuevos productos.

Por último, la reforma debe recoger penalizaciones para las empresas que violen la ley o para aquellas prácticas que dañen las economías familiares.

Mientras se elabora esta nueva ley, varios legisladores demócratas han presentado propuestas para enmendar la legislación actual, de manera que tenga un efecto inmediato en los consumidores.

El miércoles, un comité de la Cámara de Representantes aprobó por una mayoría abrumadora una norma que reducirá las comisiones y limitará la capacidad de las empresas de medios de pago de cobrar penalizaciones.

Esta enmienda permitió incorporar a la ley las restricciones que el año pasado había adoptado el Fed, entre las que figuraba, por ejemplo, la prohibición de ofrecer tarjetas de crédito a menores de edad.

 

 

En la Cámara Alta, los senadores Charles Schumer y Chris Dodd presentaron una Declaración de Derechos de los usuarios de tarjetas de crédito en la que se obliga a las firmas, por ejemplo, a comunicar con 45 días de antelación cualquier incremento de los tipos de interés en la compra a crédito.

 

http://www.impre.com/laopinion/noticias/primera-pagina/2009/4/24/obama-aboga-por-usuarios-de-ta-121077-3.html

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s