COLOMBIA POSITIVA

 

Fernando Botero

El artista colombiano de mayor reconocimiento internacional participa en el proyecto Comparte Arte, con una obra en homenaje al circo.

“Me gusta la idea de que mucha gente pueda tener una reproducción de esta obra. Como se trata de EL TIEMPO, va a haber centenares de ejemplares y mucha gente querrá entrar a Internet y tener un Botero que no existe sino en esta forma. Hay cierta autenticidad en eso: en que no venga sino por Internet”, dijo Botero desde su estudio en París.

Botero cumplió recientemente 75 años y lo celebró con sendas exposiciones organizadas por sus galeristas de Bogotá, Madrid, Suiza, Alemania y Estados Unidos. “Debo decir que a mí me encanta ver mis obras en lugares remotos de todo el mundo. He tenido satisfacciones muy grandes como una vez que hice un viaje al Amazonas y fuimos a un pueblito de cuatro casas y una tiendita, llamado Puerto Nariño. Allí había una reproducción de un cuadro mío pegado en la pared y mi ‘marchant’ de Nueva York nunca había estado tan impresionado”.

En 1983 estableció su estudio y taller de fundición en Pietrasanta (Italia), donde realiza sus esculturas púublicas de formato monumental, las cuales han sido exhibidas en espacios abiertos de Florencia, París, Nueva York, Chicago, Madrid, Washington, Lisboa y Sao Paulo, entre muchas otras ciudades.

“Cada rato me cuentan: ‘sabes que estuve en Grecia, en un café que está lleno de tus afiches’. ‘Estuve en Filipinas y vi un sitio que estaba lleno de tus cuadros’, dice Botero. “En mi último libro está reproducida una fábrica de Boteros que tiene sede en Vietnam. De manera que uno se encuentra sus obras en los sitios más inesperados”.

//Start Ajax tabs script for UL with id=”maintab” Separate multiple ids each with a comma. startajaxtabs(“maintab”);

 

 Colombia ganó oro y plata en ciclismo en Juegos Panamericanos; Santiago Botero habló con EL TIEMPO

Foto: John W. Vizcaíno/ EL TIEMPO

Los pedalistas colombianos ratificaron su poderío en la contrarreloj individual en ciclismo. Hace 4 años José Serpa también se había impuesto.

Información relacionada

El antioqueño fue primero con un tiempo de 47 minutos 27 segundos, seguido por el boyacense Libardo Niño a 52 segundos en la contrarreloj masculina individual en Parque de Flamengo (Rio de Janeiro).

Colombia revalida su poderío en esta categoría, pues hace cuatro años en Santo Domingo José Serpa se había impuesto por los nacionales.La medalla de bronce la consiguió el argentino Matías Medici, en la prueba que se disputó en el circuito de 19,5 kilómetros que los pedalistas recorrieron en dos ocasiones.

Botero lució orgulloso la camiseta de Colombia, como lo hizo en Zolder (Bélgica), en el 2002, cuando fue campeón del Mundo.El pedalista volvió a ganar después de un año largo entre penumbras. Era la primera vez que competía en unos Juegos Panamericanos.¿Era un reto esta competencia fuera de su país?

Más que eso era el reencuentro con la victoria. Casi un año sin ganar por fuera esa como duro, pero lo hice y estoy feliz.

¿Eso le da más confianza para lo que viene?

Claro. Volver a ganar me llena de confianza y más defendiendo la camiseta de mi país, que es lo más importante. Siempre es grato obtener triunfo representando a Colombia.

¿Piensa que fue fácil la victoria?

No, de ninguna manera. Tuve que esforzarme porque, por ejemplo, Libardo Niño, en el primer giro, me ganaba, así que nada es gratis y el triunfo no fue tan fácil como se puede pensar.

¿Aún piensa es los Olímpicos y en el Mundial?

Vamos paso a paso. Ahora lo que tengo en mente es la Vuelta a Colombia, pero allí correré como extranjero, pues hace 12 años no compito en esta carrera.

Primera medalla de oro para Colombia en los Juegos Panamericanos la ganó Diego Salazar

 

Foto: John W. Vizcaíno/ EL TIEMPO

Diego Salazar demostró su poderío en las pesas al levantar 50 kilogramos más que susu rivales.

Información relacionada

 El vallecaucano cumplió con las expectativas y levantó en arranque 130 kilogramos y 160 en envión para sumar un total de 290. Así el país se ubica en la séptima posición en la general.

La medalla de plata fue para el peruano Miñan Mogollón, con 236 kilos, y el bronce para el hondureño David Mendoza, con 235.En la categoria de hasta los 62 kilogramos repitió la hazaña de hace cuatro años, al conseguir el primer metal dorado del país en Río de Janeiro.

Diego Salazar no pudo levantar los 165 kilos en el envión en su tercer intento. Una vez la pesa cayó al piso saludó a la delegación colombiana que estaba en la tribuna, tiró el puño al aire y celebró su medalla de oro en los 62 kilos en las pesas, la primera dorada para Colombia en estos Juegos Panamericanos de Brasil.

Pareció que Salazar no hubiera ganado un oro panamericano. Su celebración fue fría. Se creía que una vez se bajara del podio sus lágrimas recorrerían sus mejillas, pero las personas que lo esperaban para felicitarlo se quedaron esperando una celebración. Soltó apenas una pequeña sonrisa y nada más.

“Estoy contento”, dijo. Pero la verdad, nunca se le notó. Estaba satisfecho, eso sí, pues se quedó con el primer metal dorado de su país y ratificó su poderío en esta categoría, la de los 62 kilos, en la que ya había ganado hace 4 años en Santo Domingo.

Venció fácilmente, muy fácilmente, al peruano Miñan Mogollón, quien promedió un total de 238 puntos, y al hondureño David Mendoza, que levantó 235. Salazar vencido a sus rivales por una diferencia de 52 kilos, el segundo, y de 55 al tercero.

Abajo, directivos, compañeros y gente colombiana que llegó a verlo triunfar no se cansaron de felicitarlo. Incluso, los mismos brasileños le regalaron un fuerte aplauso por el justo premio que había conseguido antes.

“No fue tan fácil, pero lo logré”, acotó este hombre de cortas palabras, como su estatura.Tiene un ‘piercing’ en su ojo derecho, pero no es ningún amuleto o cábala. “Lo llevo porque me gusta”, agregó el nuevo campeón Panamericano.

Salazar cumplió su meta y ahora estará en la tribuna apoyando a los demás colombianos que buscarán igualarlo. “Ellos también pueden”, dijo. Y se fue del coliseo hacia el bus que lo transportaba a la Villa Panamericana, con una medalla de oro en su pecho y el “orgullo de ser colombiano”, acotó. 

Diego Salazar, nacido el 10 de marzo de 1980 en Tuluá (Valle del Cauca), confirmó los pronósticos y ahora se enrumba hacia el Campeonato Mundial de Finlandia, a llevarse a cabo en octubre próximo y después tratará de conseguir el cupo a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, “donde una medalla sería maravilloso”. Ojalá ese día se desborde de emoción. 

LISANDRO RENGIFO
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
RÍO DE JANEIRO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s